¿Cómo sobrevivir a tu primer año de emprendimiento?



¿Te sientes con temor a emprender porque no sabes si tendrás éxito?, ¿alguna vez te has desilusionado porque piensas que tu emprendimiento no será sostenible en el tiempo?. Si es así, este post te daremos 7 consejos sobre cómo sobrevivir al primer año de emprendimiento, también conocido como: “la prueba de fuego”. El primer año de emprendimiento es uno de los más difíciles y decisivos para el futuro del mismo porque la rentabilidad y el crecimiento a largo plazo de tu negocio dependen de diversos factores, tales como: cuál es el grado de satisfacción del mercado, si tu propuesta de valor es innovadora y si percibes un efecto diferenciador al compararte con la competencia. Por esto, diseñamos 7 consejos para ayudarte.



En primer lugar, debes tener en cuenta que un emprendedor tiene que sacrificar mucho de su tiempo antes de ser exitoso. Por ello, cuando el negocio apenas comience no tendrás un horario fijo; al contrario, probablemente, serás el primero en llegar y el último en salir del local. Sin embargo, no te desanimes, recuerda que todos los esfuerzos que haces valdrán la pena. Además, a medida que el negocio crezca aprenderás a realizar un manejo más eficiente de tu tiempo.




La mayoría de empresas tratan de mejorar e innovar sin escuchar a los clientes. Sin embargo, todo emprendimiento debe de tener como prioridad satisfacer al menos una necesidad del mercado y prestar especial atención a las críticas constructivas que los consumidores realizan, además de ser rentable. Según Bill Gates, cofundador de Microsoft, “tus clientes más infelices son tu fuente de aprendizaje más grande”.



Una de las decisiones más importantes es saber con qué personas vas a trabajar ya que el éxito de la empresa también depende de los trabajadores de la misma. Por esto, debes de buscar personas que compartan tu visión, que sean honestas y responsables. Pero, principalmente, como dijo Russell Simmons, fundador de Def Jam Records, debes de “encontrar a la gente que te ayude a ejecutar la visión que tienes”.





Asegúrate de saber cómo hacer un plan de negocios, especialmente si buscas inversionistas para que estos tengan una visión más clara de tu negocio. Además, esta técnica también ayuda a visualizar los objetivos, definir el mercado meta, la propuesta de valor, el plan financiero y muchos datos importantes que te guiarán a medida que tu emprendimiento se introduzca en el mundo de los negocios. Si deseas saber más acerca de cómo realizar un plan de negocios puedes visitar nuestro artículo de qué es el plan de negocios y cómo ejecutarlo y también el artículo sobre cómo realizar un plan financiero en tu empresa.




Emprender no es una tarea fácil, de hecho al ser emprendedor te conviertes en una persona valiente. Sin embargo, a medida que vas adquiriendo más experiencia, te darás cuenta que el camino al éxito está lleno de desafíos y dificultades. No obstante, debes de mantener la calma, buscar la alternativa más eficiente, solicitar ayuda a personas capacitadas y, principalmente, creer en ti mismo y esforzarte, enfocarte en tus habilidades y en tus fortalezas para llegar a la meta. Según J.P.Sergent, “El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización”.



Una vez Steve Jobs, confundador de Apple dijo: “estoy convencido de que por lo menos la mitad de lo que separa a los emprendedores exitosos de los que no lo son es mera perseverancia”. Una de las decisiones más importantes que debe de tomar un emprendedor después de un momento difícil es elegir entre rendirse o seguir perseverando. Sin embargo, ningún gran emprendedor ha logrado el éxito con su primera idea; de hecho, algunos han tenido que luchar durante más de 10 años, como es el caso de Twitter, para tener una idea que revolucione el mercado. Según Biz Stone, cofundador de Twitter “El tiempo, la perseverancia y diez años de intentos eventualmente te harán ver como un éxito de la noche a la mañana”.



Finalmente, lo más importante es arriesgarte, como dice el refrán “el que no arriesga no gana”. Ten en cuenta que, lo más importante, es que hagas lo que te apasiona y ejecutes las ideas que tengas, por muy fuera de lo común que estas parezcan. Steve Jobs, cofundador de Apple, dijo una vez: “Tu tiempo es limitado, así que no lo desperdicies viviendo la vida de alguien más. No te dejes atrapar por el dogma, que es vivir con los resultados de los pensamientos de otras personas. No dejes que el ruido de las opiniones de otros ahogue tu voz interior. Y lo más importante: ten el coraje de seguir a tu corazón e intuición, de algún modo ellos ya saben lo que realmente quieres ser. Todo lo demás es secundario”.



Esperamos que estos consejos sean útiles para sobrevivir a la prueba de fuego, si tienes alguna duda háznosla saber en los comentarios y te la responderemos lo antes posible.




No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.